Juramentan en Moca primera mujer del país en presidir una asociación de cronistas deportivos

Empleados del Banco Popular Dominicano llevaron a cabo dos jornadas de reparación y remozamiento en las escuelas básicas Porquero y San Rafael, ubicadas respectivamente en las provincias Tenares y Barahona, unas labores que forman parte del Programa de Reparación de Escuelas Rurales (PRER) de la organización financiera.

Participaron en estas actividades de inversión social un total de medio centenar de empleados de las oficinas de La Vega, Azua, San Juan de la Maguana, Barahona, Tenares y Pedernales, quienes contaron con la colaboración de miembros de la comunidad y un grupo de estudiantes voluntarios de los colegios Claret y San Judas Tadeo, de Santo Domingo.

Los trabajos del PRER se integran dentro de las acciones de Responsabilidad Social Empresarial de la institución financiera y dan soporte a una veintena de centros educativos en todo el territorio nacional, ubicados especialmente en comunidades rurales. El objetivo es procurar una mejora de las condiciones físicas de los planteles educativos públicos, así como dotarlos de herramientas didácticas fundamentales para el mejor desenvolvimiento de la docencia en sectores de escasos recursos económicos.

Estas dos jornadas del PRER incluyeron en ambos planteles la construcción de las verjas perimetrales, la pintura total de las escuelas, ornato de sus jardines y reparación o instalación sanitaria. Se llevó a cabo un proceso de sustitución de zinc por aluzinc en los techos de baños y cocina, y se permeabilizó el tejado en la escuela San Rafael; mientras, en la escuela de Tenares se repararon las áreas de recreación y también se permeabilizó su tejado. Estas acciones benefician aproximadamente a 80 familias y a un total de 150 niños y niñas en ambas comunidades.

Los educadores y padres de los alumnos destacaron la solidaridad de los empleados del Banco Popular Dominicano, puesto que los trabajaos del PRER tienen una incidencia directa sobre la mejora del rendimiento escolar de sus hijos e hijas.

Con la reparación y adecuación de estos dos centros educativos públicos el Banco Popular suma 24 planteles restaurados en los últimos 6 años, beneficiando con ello a más de 4,300 alumnos en distintos puntos de la geografía nacional.

Tradicionalmente, el Popular ha desarrollado una serie de programas e iniciativas de apoyo a la comunidad, mediante el respaldo a proyectos educativos y culturales, asumiendo de esta forma el compromiso ante la sociedad e identificándose como una institución interesada en respaldar la labor educativa como parte de sus acciones de responsabilidad social empresarial.

+ Leídas

Editoriales