Voz escrita de San Francisco y el Nordeste • 2da. Quincena junio 2011 • Edición 563 • Miércoles 26, de noviembre del 2014

Síndicos de SFM, Cotuí y otros del Noreste están sometidos a cuestionamientos

-Pablo Mejía

Miécoles 06.07.2011
Los síndicos de una serie de ayuntamientos de la región Noreste del país son objeto de cuestionamientos sobre el uso de los recursos en sus gestiones por parte de las organizaciones comunitarias, populares y de la sociedad civil, entre otras representativas de las distintas localidades, quienes reclaman de las entidades edilicia la elaboración e implementación de presupuestos participativos.

En las últimas semanas los síndicos de San Francisco de Macorís y el municipio de Castillo en la provincia Duarte, el Ing. Félix Rodríguez y Frank Valentín, respectivamente, han recibido el reclamo activo del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO) y otras organizaciones en esas localidades, a quienes reclaman dar participación a las comunidades en la elaboración del presupuesto y la construcción de obras comunitarias.

Raúl Monegro, coordinador del Falpo en San Francisco de Macorís, expresó que los ayuntamientos, en su calidad de gobiernos locales,  tienen la responsabilidad de garantizar servicios y la obligación de realizar obras con los recursos que reciben fruto de la Ley 166-03, mediante la cual se les destina el 10% del Presupuesto Nacional, pero según sus afirmaciones los síndicos se erigen en dueños y señores de los cabildos y, tras lograr la conveniencia mutua con los concejales, manejan todo a su antojo, aún en franca violación a la Ley y las regulaciones, sometiendo al descuido a las comunidades.

Indicó que el caso del ayuntamiento de San Francisco de Macorís es un caso patético de lo que sucede en las entidades edilicias en el Noreste, ya que la suma de $266 millones de ingresos en un año lo convierten en uno de los cabildos que más recursos maneja, sin embargo los problemas prioritarios de las comunidades no son atendidos y la ciudad luce descuidada, al tiempo que manifestó que en la gestión alcalde municipal, Félix Rodríguez, se ha caracterizado por un comportamiento clientelista y politiquero al momento de priorizar las obras, las que son determinadas mediante un simulacro de presupuesto participativo.

Dijo que los datos ofrecidos por el sindico Félix Rodríguez en su informe muestran su comportamiento, ya que según los datos ofrecidos se invirtieron unos RD$ 6 millones en construir 9 capillas y se gastaron RD$ 20 millones en asistencia social, mientras que en la reparación de calles solo se invirtió RD$ 3 millones, por lo que las organizaciones populares exigen que reoriente la inversión y se ocupe más de las comunidades, al criticarle que viaja más que el presidente Leonel Fernández.

En un esfuerzo por separado, el Falpo y otras organizaciones del municipio de Castillo, aglutinadas en una coordinadora de lucha, se han movilizado contra el síndico de Castillo, Frank Valentín, se han movilizado en demanda de la elaboración de un presupuesto participativo y de que oriente el uso de los recursos hacia la atención de  las necesidades de los distintos sectores del municipio, a quien acusan de estar en cualquier otra cosa menos en trabajar para lograr mejorar las condiciones en que se encuentra este municipio de la provincia Duarte.

Otro que es objeto de fuertes críticas y serias denuncias es el sindico de Cotuí, quien ha sido cuestionado públicamente por las organizaciones comunitarias y de la sociedad civil , comoComunidad Cosecha, la Unión de Juntas de Vecinos, la Cámara de Comercio y Producción de Sánchez Ramírez, Ceformamali y la Asociación de la Micro Empresa de Cotuí, en demanda de Presupuesto Participativo y por Molina asumir poderes absolutos, invirtiendo los recursos dónde él ha querido y sin concurso público para su ejecución, tras haber declarado las obras de emergencia, críticas que se han profundizado desde que las obras fueran paralizadas tras haberse agotado los recursos recibidos de la Barrick Gold, sin que sectores como La Colonia, Las Flores, Pueblo Nuevo, Plan Piloto y la comunidad de Zambrana, entre otras, que no han fueron tomadas en cuenta con la inversión de esos recursos.

En Tenares el síndico Ermes Rodríguez es objeto de un fuerte y creciente cuestionamiento porque según las quejas expresadas por distintas sectores, éste no ha llenado las expectativas y llueven los reclamos de las comunidades, mientras que la construcción del Parque Duarte, que estaba presupuestado en $ 9.5 millones de pesos, sobrepasó los $12 millones de pesos, la que según opiniones de muchos munícipes, es una inversión exagerada en un reducido espacio, para cuya terminación fue preciso tomar un préstamo.

Un caso que llama poderosamente a la atención es el del Ayuntamiento de Las Guaranas,  municipio que carece de drenaje pluvial y sistema cloacal, por lo que sus aguas contaminadas van a parar directamente a los canales y al río Guiza, constituyendo focos de contaminación que amenazan la salud de los guaranenses.

La gente en Las Guaranas se quejan de que el Síndico Samuel Recio Reynoso no se deja ver y se preguntan qué hace con los recursos que recibe el Ayuntamiento, ya que sufren las dificultades que ocasionan las deterioradas y polvorientas calles, las que se pueden recorrer de arriba abajo sin encontrar alguna obra municipal en construcción, trabajos de bacheos, asfaltado o construcción de aceras y contenes, por lo que las necesidades y el abandono se han ido acumulando, dando apariencias de que es un municipio sin síndico, a pesar de que el jefe municipal pertenece al PLD y la gente siente que pudiera gestionar apoyo del Gobierno Central para la construcción de algunas obras.

A pesar de las críticas por su trabajo en los ayuntamientos y el pésimo servicio que ofrecen a los munícipes, los síndicos están en la búsqueda de más recursos estableciendo nuevos arbitrios, como en el caso de Tenares donde se aprobó el cobro de impuestos por los letreros pintados en la pared frontal de los negocios y en Cotuí donde fue privatizada la recogida de basura y el síndico Rafael Molina anunció recientemente que pasará a una compañía privada el cobro de los arbitrios, por lo que muchos se han preguntado ante el descargo de responsabilidades, para qué servirán los síndicos de los municipios.

  • Falpo piquetea Ayuntamiento de SFM
  • Nueva Coordinaci?n del Falpo deja mechones encendidos frente al Ayuntamiento de SFM a cuyo alcalde, F?lix Rodr?guez, municipal exigen invierta en obras comunitarias
  • F?lix Rodr?guez responde a los reclamos que hace la Nueva Coordinaci?n del Falpo
  • Asamblea comunitaria en el Palacio Municipal de Cotu?