Chistes y Anécdotas; Agosto

Dos profesiones y una fiesta
La señora pregunta a su vecina:
-¿Cuántos hijos tienen usted y el vecino?
-Tres. El primero Vicente, es arquitecto; el segundo Manolo, que es agrónomo, y el tercero Domingo, que es de fiesta.

Lo engañan
Un señor se queja ante un amigo:
-Ya no se puede creer en nada. El otro día compré un libro de sexo que decía: "69 posiciones", y quedé decepcionado.
-A sí ¿y por qué?
-Porque era un libro de ajedrez.

Consejos
El anciano aconseja a su nieto:
-Escucha hijo mío: Teta que cubre la mano, no es teta sino ubre.

Poema a la corrupción
En los tiempos de los bárbaras naciones,
de las cruces colgaban los ladrones.
Pero hoy, en el siglo de las luces,
del pecho de los ladrones cuelgan las cruces.
No es lo mismo, no es igual
No es lo mismo que un negro de encaje. Que te la encaje un negro.

Horror entre animales
Un señor pregunta a su vecino:
-¿El perro de la entrada es suyo?
-Sí, contesta el vecino.
-Lo siento, pero mi perro chihuahua ha matado a su gran danés.
-¡Imposible!, ja, ja, ja, ¿Pero, usted vio el tamaño de mi perro?
-Claro que sí, y precisamente por eso mi chihuahuita se quedó atascado en la garganta de su perro!...

Exageraciones
Era una gallina tan presumida, pero tan presumida, que quería poner huevos de avestruz.
Tan pequeña era la casa, pero tan pequeña, que cuando el sol entraba había que salirse.
Era tan pequeño ese hombre, que no le cabía ni la menor duda.
Tan llena de gente estaba la casa, que ni mirar se podía porque los ojos no cabían.

+ Leídas