Doctor Pedro Casals ofrece declaraciones a EL JAYA.
Munné garantiza que pagará a sus clientes

La empresa cacaotalera Munné S.R.L. garantizó que pagará a todos sus clientes de quienes haya recibido préstamos de manera formal y asegura que permanecerá en San Francisco de Macorís donde por más de 80 años ha contribuido al desarrollo de la provincia Duarte.

A través de su abogado doctor Pedro Casals, la empresa Munné explicó que desde que en las últimas semanas se detectó un fraude financiero en la sucursal de San Francisco de Macorís, inició un proceso de auditoría con el fin de verificar su naturaleza y magnitud; y validar la deuda con cada cliente. También apoderó al Ministerio Público de una querella contra el gerente de la sucursal, señor Luis Francisco Espinal Hernández, quien fue desvinculado de su posición.

En rueda de prensa que tuvo lugar en el canal 10 de Telenord, a medio día del jueves 11 de julio, el doctor Casals afirmó que Munné se propone aclarar hasta el fondo este fraude y cumplir sus obligaciones con todos sus clientes que se han visto afectados por esta situación.

El profesional del derecho hizo énfasis al afirmar que Munné es una empresa cacaotalera, no es una entidad de intermediación financiera, ya que las personas que les han prestado dinero son sus clientes, “pues no tenemos inversionistas, depositantes ni ahorrantes. Nuestros clientes reciben pagarés, no certificados de depósitos”, subrayó

Agregó que “el único dinero que se recibe en Munné es como préstamo, al cliente se le entrega un pagaré notarial con las condiciones y términos que quiera. Con ese pagaré notarial se acredita y a través de la contabilidad se determina si el dinero de ese cliente ingresó a la empresa o fue desviado”.

Descubren el fraude

Reveló que “la situación explotó cuando la empresa comienza a hacer cambios estructurales de su gobierno corporativo y se trazan lineamientos e instrucciones que cambian los procedimientos. Luego se hace una supervisión y se determina que no se han aplicado los nuevos controles. En principio se cree que es el cajero porque estaba involucrado en los controles de pagos por lo que se le despidió de su labor”.

Casals expresó que “es ahí que comenzó a regar por todos los lados que hay un fraude, que la empresa está en quiebra y surge la alarma cuando se sintieron descubiertos, que ya no podían seguir justificando falsos acreedores y falsos pagos”.

“Queremos subrayar que Munné seguirá sus operaciones en San Francisco de Macorís, la empresa Munné no está en quiebra y va a honrar sus compromisos de pagos con todos sus clientes que tienen su pagaré notarial”, sostuvo el doctor Pedro Casals.

Esquemas del fraude

Casals explicó tres esquemas con los que ejecutaban el fraude. El más común consistía en tener un falso acreedor, se registraba una persona que puede ser falsa o no, donde se decía que esa persona prestó un dinero a la empresa que era irreal y luego se le pagaba el supuesto monto prestado y los intereses. Advirtió que quienes recibieron dinero ilegal serán sometidos a la justicia y tendrán que devolverlo.

Otro esquema que aplicaban era con los mismos productores que le debían a Munné, le hacían pagos como préstamos a la empresa pero no se compensaban las deudas y seguían pagándole intereses sin ser reales.

Un tercer esquema era a un acreedor real registrarle supuestos préstamos para ir pagándole intereses que nunca terminaban de pagarse.

+ Leídas